lunes, 5 de enero de 2015

Un sueño casi realidad - Gleinsmar Marin

A mi compañera nephilim le encanta expresar sus emociones mediante las palabras, y gracias a esto crea textos tan hermosos como este. A mí, personalmente, lo que más me ha gustado es el final.
Disfrutad leyendo!
____________________


Apagué la luz, corrí hasta la cama y me hundí en el mar de colchas. Las cortinas de mi ventana estaban llenas de polvo, pues había pasado tiempo desde que no las abría. Abracé la almohada y, antes de lo previsto, las lagrimas llegaron...

Quería olvidarme de todo. De lo que su perdida significa para mi. Del dolor constante en mi pecho. Del último mensaje que tuve de él. De la última vez que lo vi sonreírme. De la última vez que dormí junto a él. De la última vez que sentí su respiración en mi cuello... de la última vez que siquiera respiré...

No sé en que momento me quedé dormida pero de un momento a otro el dolor se esfumó. Abrí mis ojos y me hallé en mitad de un bosque, los rayos del amanecer se colaban entre las ramas de los arboles, iluminando todo.

Sigue leyendo aquí.

6 comentarios:

  1. Vaya, la verdad es que me ha encantado el trozo... voy a seguir leyendo *______*

    ResponderEliminar
  2. Eres un amor :3
    Muchas gracias por publicar un trozo de mi historia :3
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu haces lo mismo!! Jajajaja
      Un beso Mar ^^

      Eliminar