viernes, 12 de diciembre de 2014

El precio del tiempo

Si hay algo que me entristece, es ver personas que son incapaces de encontrar un lado oculto a las cosas; ya sea romántico, misterioso, terrorífico o fantasioso.
_____________________



      Y aunque estaba seguro de lo que había visto, sabía que no le creerían; y mucho menos su padre, quien se enorgullecía cada día de ser un hombre con los pies sobre la tierra y la cabeza bien puesta entre los hombros. Muchas veces fueron las que se preguntó Aarón si es que él tenía algún problema al andar o en las cervicales, y otras tantas las que preguntaba a su padre si debería ir al médico por miedo a estar enfermo; pero él sólo le respondía con una carcajada sonora y unas palmadas en el hombro. <<Tal vez sea un tipo de remedio casero>>, pensaba el niño, quien se sentía más cuerdo cada vez que pasaba esto.